Psicología Transpersonal

La Psicología transpersonal es una rama que considera que la psicología y la espiritualidad son dos aspectos complementarios del desarrollo humano, por lo que integra la práctica psicológica y los principios espirituales. Estudia e investiga las interacciones (procesos, eventos y experiencias) de la psiquis con el sentido de identidad y establece métodos y aplicaciones terapéuticas para transcender al ego y sanar posibles traumas psicológicos que limitan de forma inconsciente.

 

Origen

El término transpersonal significa “más allá” o “a través de” lo personal, por lo que generalmente suele asociarse a lo espiritual, a entrar en contacto con una realidad más significativa.

Según la revista estadounidense The Journal of Transpersonal Psychology se trata de «el estudio del potencial más elevado de la humanidad y el reconocimiento, compresión y puesta en práctica de estados de conciencia trascendentales, espirituales y unificadores» (Lajoie y Shapiro, 1992).

La Psicología Transpersonal tuvo origen a finales de los años 60, por un grupo de psicólogos y psiquiatras como Stanislav Grof, Anthony Sutich, Miles Vich, Abraham Maslow, entre otros, que consideraron que era necesario investigar y desarrollar una nueva rama de la psicología que contemplara el estudio del conjunto de experiencias y fenómenos de la conciencia, que hasta la fecha no había sido atendía lo suficiente.

En 1969, Maslow propuso el término transpersonal para designar esta nueva psicología, que consideraba la “Cuarta Fuerza”, después del conductismo, el psicoanálisis y la psicología humanista.

 

 

Ámbitos que contempla

La psicología transpersonal considera temas como las experiencias cumbres (que, según Abraham Maslow son estados de interconexión y unificación espiritual), experiencias místicas, trances sistémicos y experiencias metafísicas de vida.

El objetivo principal de la psicología transpersonal es que los seres humanos trasciendan el sentido de sí mismos, para lograr identificarse con una conciencia mayor.

El psicólogo estadounidense Ken Wilber (1949-) distingue tres niveles en el desarrollo de esta conciencia:

  • Nivel prepersonal. Es el momento de desarrollo en que los seres humanos aún no tienen conciencia de su mente (bebés pequeños, que todavía no tienen una teoría de la mente)
  • Nivel personal. Se alcanza cuando el niño toma conciencia de que es una persona que piensa, diferente a otros.