El hígado es la glándula más grande del cuerpo. Pesa hasta 1,400 kg, está suspendida en la parte trasera de las costillas, en el lado superior derecho del abdomen (hipocondrio derecho) y se extiende por casi todo el ancho del cuerpo. Al ser responsable de cientos de funciones diferentes, es también el órgano más complejo y activo de todos.

Dado que el hígado se encarga de procesar, convertir, distribuir y mantener el suministro del “combustible” vital del cuerpo (nutrientes y energía), cualquier cosa que interfiera con estas funciones tendrá un impacto serio en detrimento de la salud del hígado y del cuerpo entero. La principal interferencia aparece con la presencia de cálculos biliares.

Muchas personas creen que los cálculos biliares sólo se encuentran en la vesícula. Esta suposición tan común es errónea. La mayoría de los cálculos biliares se forman en el hígado y comparativamente pocos ocurren en la vesícula.

Al entender cómo los cálculos biliares en el hígado contribuyen a la aparición de prácticamente cualquier tipo de enfermedad, y al tomar algunas medidas para eliminarlos, estarás asumiendo el control de la restauración de tu propia salud y vitalidad de manera permanente. Las implicaciones en la aplicación de la limpieza hepática son realmente satisfactorias.

Tener un hígado limpio es como contar con una nueva oportunidad para vivir.

MÉTODO : TECNICAS DE DEPURACION DESDE LA NUTRICION ORTOMOLECULAR, TERAPIA JENNSEN Y TERAPIA GERSON. Asi como el aprendizaje en nuevos hábitos saludables de alimentación y como conservar el equilibrio dentro de nuestra rutina occidental cotidiana.