Diversos niveles de gravedad en un mismo mal: DESNUTRICIÓN. Ya sabemos que toda “itis” viene a ser INFLAMACIÓN, y es el primer mecanismo de defensa de nuestro organismo para paliar como puede un severo déficit de formación de proteínas , colágeno.

No hay minerales, no hay vitaminas ni materia prima de calidad que le sirva para el restablecimiento de dichos tejidos gastados. Es entonces cuando el cuerpo “inflama” el tejido, lo que va de la mano del DOLOR, dolor que según nuestro nivel de sensibilidad sentimos como algo muy fuerte o una leve molestia, generalmente, se transforma en lo último cuando hemos hecho uso y abuso de la automedicación en cuanto a “antiinflamatorios” que realmente no desinflaman , solo ANESTESIAN.

ARTROSIS:

Después de mucho tiempo en un estado de inflamación y malestar ya no percibido, es cuando comienza de forma inevitable, el proceso de “osis”, deformación ósea, tejidos rotos, mal cicatrizados que al intentar mantenerse unidos, el organismo los calcificapero en precarias condiciones , de ahí la DEFORMACIÓN.

OSTEOPOROSIS:

La osteoporosis, literalmente “tener los huesos hecho harina”, vendría a ser consecuencia de la calcificación de la que antes hablamos, llega un momento en que ya no sirve como remiendo, y el organismo está tan pero tan debilitado que las vértebras van cediendo, se van “deshaciendo” , mordiendo así o dejando al descubierto médula ósea, que sume a la persona en un vía crucis de dolor, malestar y DEBILIDAD.

ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Vendría ya a ser el punto más álgido en gravedad, donde la sequedad es ya tal, que los tejidos se abren en llagas literalmente; en ella aparecen lesiones desmielinizantes, neurodegenerativas y crónicas del sistema nervioso central “…actualmente se desconocen las causas que la producen aunque se sabe a ciencia cierta que hay diversos mecanismos autoinmunes involucrados…” .

¿Qué lo provoca? Pues toda la cadena que ya hemos ido explicando, se podría afirmar que todo tuvo su comienzo en una caries…., un dolor de rodillas, calambres frecuentes, hasta una Artritis reumatoide infantil, lo que ya denota en la infancia una severísima falla oxigenatorias y nutricional, ya sea por nula asimilación o por autointoxicación , como ya sabemos.

La afición por los lácteos, partiendo de que no existen gustos ni hábitos, si no NECESIDADES,quedaría bien explicada con el hecho de que en un proceso de máxima debilidad en los tejidos , y ninguna materia prima con la cual reponerlo, el cuerpo pide , pide, exige! Calcio, uno tan excesivo y nada asimilable como el de los productos lácteos para : CALCIFICAR todos aquéllos tejidos que necesitan un ensamblaje proteico, mielina, colágeno, etc. Por tantoal igual que si en los tejidos blandos el organismo rellena con agua, lo que no puede cubrir con colágeno, en los tejidos duros, rellena con calcio, lo que no puede hacer con colágeno.

Nutrición:

Facilitar la asimilación con megadosis de magnesio , a la par que aportamos al organismo una alimentación correcta , lo que nos da la tierra. Enemas, limpieza de hígado, riñones, páncreas, descalcificando los tejidos, para suplantar ese exceso de calciocon nuevo colágeno, entre otros.