¿QUÉ ES Y CÓMO SE TRATA?

Es una enfermedad de los tejidos mesenquimatosos (conjuntivo, tendones, músculos y no siempre huesos) con inflamaciones extraarticulares dolorosas, crónicas o recidivantes en diferentes puntos. Las zonas más afectadas son los ligamentos, tendones, fascias y los límites entre cartílagos y huesos.

Los dolores suelen ser de localización cambiante, pero las zonas comúnmente afectadas son las lumbares, las cervicales y las áreas más cercanas a las grandes articulaciones. Las molestias son más intensas por las mañanas y también se ven incrementadas por acción del frío, la humedad, el estrés psíquico y el sobreesfuerzo.

Además de la sintomatología dolorosa puede presentarse insomnio, cefaleas, alteraciones del sistema neurovegetativo, estreñimiento, dismenorrea, trastornos respiratorios.

Según el Dr. Hernández Ramos parece que los afectados presentan una disminución de serotonina en el líquido cefalorraquídeo. Se han encontrado ciertas perturbaciones en el metabolismo de la vitamina B1 o tiamina, que puede estar relacionado con la existencia de anomalías que afectan a la serotonina, dada la relación entre la tiamina, como cofactor, y la actividad de los neurotransmisores. Además: "Al ser testado el 5-hidroxi-triptófano, (metabolito intermedio en el metabolismo de la serotonina, de la que es precursor), en tres estudios sobre fibromialgia se han obtenido resultados positivos, observándose una disminución significativa del número de puntos sensibles, así como una mejoría en la rigidez matinal, la calidad del sueño, la ansiedad y la fatiga" .

En personas con fibromialgia hay sensibilidad o intolerancia a productos químicos como gasolina, queroseno, cloroformo, gas natural, pesticidas, disolventes, adhesivos, pegamentos, fibra de vidrio, formaldehído, agentes limpiadores y ciertos medicamentos: "Sensibilidad o intolerancia que hace sospechar que son personas que presentan una actividad enzimática de intoxicación hepática comprometida", por lo que, entiende el ponente, es importante llevar a cabo una detoxificación celular, incidiendo en el factor hepático, antes de realizar una reestructuración bioquímica con nutrientes ortomoleculares.

Las principales manifestaciones son:

  • fatiga generalizada
  • dolor de cabeza crónico en cuello, hombros y tejidos blandos alrededor de la articulación temporomandibular.
  • Trastornos del sueño, con dificultad para conciliar el sueño o despertares frecuentes durante la noche expresados como no poder dormir o no sentirse bien, o con sensación de no haber descansado a pesar de haber dormido un buen número de horas.
  • Quejas neurológicas y psicológicas, depresión y ansiedad.
  • Sensaciones de atontamiento y hormigueo, y de adormecimiento y tumefacción de algún miembro, a veces con sensación de picor o quemazón en las extremidades.
  • Dolor en el plexo solar.
  • Trastornos cognitivos, con lagunas mentales, dificultad para concentrarse y torpeza para hablar o escribir.
  • Sensibilidad a la luz, el ruido, los olores y cambios estacionales.
  • Especial sensibilidad a las sustancias y productos químicos mencionados con anterioridad (gasolina, pesticidas, agentes limpiadores y ciertos medicamentos, etc.).
  • Pérdidas de equilibrio y orientación.
  • Síndrome de intestino irritable o trastornos digestivos que incluyen dolores abdominales, hinchazón, estreñimiento y diarrea típicos del colon irritable. Y variación de los síntomas en relación con la actividad, el estrés y los cambios climáticos.

La nutrición ortomolecular propone la utilización de nutrientes correctores para que el hígado pueda realizar la necesaria detoxificación celular:

  • COMPLEJO VITAMINICO B.
  • CLORURO DE MAGNESIO
  • COMPUESTOS DE RABANO NEGRO, ALCACHOFA, BOLDO, CARDO MARIANO, DIENTE DE LEON, ENTRE OTROS. (fitoterapia)
  • LAVATIVAS CASERAS(ENEMAS/ LIMPIEZA DEL COLON)
  • UNA NUTRICIÓN BASADA EN LA CRUDOTERAPIA, 80% ALIMENTOS CRUDOS Y FRESCOS.
  • MELAVIT. (vitaminas B, vitamina C, melaza, magnesio, omega 3, entre otros)

Si devolvemos al organismo, mediante las recomendaciones mencionadas, la oportunidad de eliminar toxinas del colon y por ende de los principales órganos de asimilación (hígado, páncreas, riñones), restableceremos el proceso de NUTRICIÓN y reposición de tejidos, incluyendo la formación de COLAGENO (PROTEÍNAS) Y DENTRO DE ELLAS:LA SEROTONINA y asi recuperamos el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Como vemos, el cuadro de Fibromialgia encierra otra amplia gama de síntomas y trastornos como lo es la Depresión, que viene a ser parte de lo mismo, un severo déficti de serotonina, si echamos un vistazo al apartado de la Depresión, podremos comprender esto. Si restablecemos la formación de Colágeno para todo el organismo, de forma inmediata se restablece la formación de este neurotransmisor y desaparece el DOLOR.

DOLOR = FALLA CIRCULATORIA = FALLA OXIGENATORIA = DESNUTRICIÓN.