El dolor de cabeza o cefalea es uno de los síntomas más frecuentes y extendidos en la sociedad y que más ayuda profesional demanda por lo que podemos imaginar la cantidad de sustancias que son ingeridas con el fin de resolver el problema.

Pero éste consumo no se diferencia en nada del “abuso de sustancias” y lo único que estamos haciendo es “eliminar la alarma” , me explico con un ejemplo, imaginen que se encuentran en un edificio y que en este saltan las alarmas porque hay un incendio y ésta alarma nos indica que debemos evacuar lo antes posible dicho edificio, pero ustedes lo que hacen es golpear hasta destrozar el botón de alarma, y os quedais tan tranquilos al silenciarla, ¿que sucedería? Una tragedia ¿verdad? , pues de la misma forma, al tomar una medicación , un analgésico contra el dolor de cabeza, no estamos erradicando el mal, no nos estamos curando, es más, los médicos ni siquiera nos ofrecen una buena explicación del porqué? de ése dolor de cabeza, y tan sólo nos medican para silenciar esa maravillosa “alarma” biológica que nos está avisando que algo no muy bueno está sucediendo en esa zona, en definitiva que no llega la circulación sanguínea a la cabeza, y donde no hay circulación HAY DOLOR.

Pero ese dolor es fantástico, es como dijimos, una alarma, un mensajero, un mecanismo de defensa, PORQUE TODO, TODO LO QUE NUESTRO ORGANISMO HACE ES POR EL BIEN DE NOSOTROS, por nuestro beneficio, y sin duda algo nos está avisando, si pasamos por la esquina de una mesa y nos golpeamos la mano, nos duele , y para una próxima vez tendremos mucho cuidado al pasar por el mismo sitio, pero si no nos doliera , pasaríamos una y otra vez haciéndonos daño hasta que nos tuvieran que amputar esa mano.

Lo que sucede es que ya nos hemos acostumbrado a la medicina de los “anti” donde todo es antifebril, antivomitivo, etc, sin detenernos a observar que es lo que hay más allá de ésos síntomas, cuáles son las causas reales.
Y el organismo no es tan complicado como creemos, si limpiamos el intestino con una larga y relajada hidroterapia de colon, o sesión de enemas, ésa misma noche un IMSOMNIO DE AÑOS REMITE DE INMEDIATO, y de la misma forma la peor migraña.

Se nos dice que es recomendable evitar comer ciertos alimentos como la cafeína, el chocolate y algunos frutos secos porque provoca dolor de cabeza y algunas personas les sucede todo lo contrario, manifiestan evidentes mejorías con su ingesta. Pero no son esos determinados alimentos los que producen el malestar, lo que ocurre es que si tenemos una digestión no adecuada, y nuestro colon está sobrecargado por una dieta rica en carbohidratos refinados, azúcares refinadas, productos lácteos , etc toda la circulación de la sangre estará allí en la zona abdominal y en el colon intentando desintoxicar, y la sangre que llega al cerebro será densa , espesa, sucia, no llevará adecuadamente el oxígeno, y por tanto, habrá DOLOR.

ALIMENTOS BENEFICIOSOS

Los alimentos más recomendables preventivos de este círculo vicioso serían:

  • Ácidos grasos esenciales Omega 3, 6 y 9. Mejoran el flujo sanguíneo y la inflamación.
  • Avena. Contiene avevina, una sustancia con actividad sedante. Además es un alimento con gran valor nutritivo, ideal para las personas con fatiga, hiperactividad, estrés, etc.
  • Frutas frescas y hortalizas en general. Favorecen el buen tránsito intestinal y ayudan a eliminar toxinas.
  • Frutos secos y legumbres. Son fuente de magnesio, mineral cuya deficiencia puede provocar irritabilidad y contracciones musculares.
  • Jengibre. Esta sustancia es capaz de bloquear la síntesis de las prostaglandinas reduciendo así la inflamación y el dolor.
  • Cayena. Contiene capsaicina, una sustancia capaz de inhibir la agregación plaquetaria y además aliviar el dolor.


COMPLEMENTACIÓN ORTOMOLECULAR

  1. Vitamina B1 y B2. Unidas al complejo B son eficaces en el tratamiento de las migrañas ya que tonifica y nutre el sistema nervioso central y periférico.
  2. Magnesio. Este mineral inhibe la agregación plaquetaria y es capaz de mejorar el flujo sanguíneo.
  3. Vitamina B6 o piridoxina. El uso continuado de sustancias como la ergotamina, analgésicos opiáceos o la aspirina puede inducir a dolores de cabeza crónicos. El tratamiento más satisfactorio pasa por una gradual detoxificación medicamentosa y el uso de vitamina B6 con el fin de incrementar los niveles de serotonina mejorando así las migrañas.
  4. Litio. Su administración puede reducir los dolores de cabeza y los ciclos migrañosos.
  5. Gingko Biloba. Dilata los vasos sanguíneos mejorando la circulación, sobre todo la microcirculación cerebral. Eso sí, las personas que toman anticoagulantes no deben tomar esta planta ya que aumentaría el riesgo de hemorragias.